Los seguros de Viaje cubren las incidencias que se puedan sufrir a lo largo de un viaje, desde su anulación hasta la pérdida de equipaje y muchas más coberturas.
Se puede contratar una póliza para un viaje concreto, para uno de larga duración e incluso para varios que se van a realizar en un año.

 

Durante los viajes, ya sean vacacionales o por motivo de trabajo, los riesgos se multiplican. El usuario puede perder el vuelo, el equipaje, ponerse enfermo o incluso verse obligado a cancelar el vuelo o el hotel. Hacer la reserva del alojamiento o del transporte sin un seguro de Viaje que lo cubra puede tener como consecuencia la pérdida del importe abonado si finalmente es necesario anularlo o si no se llega al aeropuerto a la hora precisa, por ejemplo. Además, cuando el destino está fuera de las fronteras del propio país las vacaciones pueden multiplicar su coste si estando allí el viajero se pone enfermo y requiere de asistencia sanitaria, ampliar los días de estancia por imposibilidad de viajar o incluso volver a su país con carácter de urgencia.

Para cubrir todas esas circunstancias, y muchas otras, las compañías aseguradoras ofrecen a los ciudadanos la posibilidad de contratar pólizas específicas que garanticen su seguridad y bienestar cuando están fuera. Los seguros de Viaje no son obligatorios, pero sí recomendables porque cubren los riesgos que rodean las estancias fuera del hogar.

¿Qué cubre el seguro de Viaje?

Dentro de los seguros de Viaje se distinguen varios tipos de garantías, las que se refieren a la asistencia sanitaria y las relativas a su cancelación. Normalmente, la aplicación de todas las coberturas se ajusta a un límite acordado entre las partes en la firma de la póliza.

Cobertura de asistencia en viaje

Las coberturas más habituales en los seguros de Viaje son las relacionadas con la asistencia al asegurado durante el mismo. Desde la ayuda por problemas médicos hasta por robo de sus enseres personales.

Asistencia médica

Una de las principales garantías de este tipo de seguros es la asistencia médica. Ésta otorga cobertura en el caso de que el asegurado caiga enfermo o sufra un accidente durante su estancia, ya sea dentro o fuera de su país de residencia. Además de garantizar los gastos médicos, farmacológicos, de hospitalización y de intervención quirúrgica hasta que se pueda continuar la travesía, la asistencia sanitaria va más allá y puede llegar a ofrecer:

Desplazamiento y alojamiento de un acompañante del asegurado en caso de que éste sea hospitalizado.
Prolongación de la estancia como consecuencia de una enfermedad o accidente.
Envío de medicamentos al lugar donde se encuentra el asegurado.
Traslado o repatriación del asegurado y su acompañante.
Traslado o repatriación en caso de fallecimiento.
Retorno anticipado.
Gestión y coordinación de servicios asistenciales.
Servicio de traducción.
Sustitución del asegurado por repatriación en el caso de viajes laborales.

Además de éstas es posible encontrar otras como el abono de los gastos por pérdida de documentación o de clases en el caso de un viaje de estudios, por ejemplo.

Cobertura de equipaje

Junto con la asistencia sanitaria, la pérdida o robo del equipaje es la cobertura más contratada. Esta garantía otorga al asegurado una indemnización monetaria en el caso de que pierda el equipaje o sus efectos personales, se los roben o sufran daños durante el transporte, y también en el caso de que se demore su entrega cuando han sido facturados. La aseguradora asesora al usuario para presentar la denuncia y colabora en las gestiones de localización además de encargarse de su envío hasta el lugar del viaje o la residencia del asegurado.

En el caso de que los objetos no fueran robados o dañados durante el trayecto en transporte público, algunas aseguradoras garantizan la indemnización también cuando la sustracción se produce en el interior de una habitación de hotel o de un vehículo.

Demoras

Algunas aseguradoras ofrecen cobertura por demora para que cuando el desplazamiento se retrasa por causas ajenas al asegurado éste pueda recibir indemnización por la compra de objetos de primera necesidad, los gastos de alojamiento y manutención y el reembolso de los gastos de la utilización de otro medio de transporte.

Cobertura de accidente

Por otro lado, los seguros de Viaje pueden incluir garantías de accidente para cubrir al asegurado en caso de invalidez permanente o a sus familiares en caso de fallecimiento.

Defensa Jurídica

Otra cobertura es la de Responsabilidad Civil y Defensa Jurídica fuera de España. Con ella, el asegurado puede recibir asesoramiento jurídico telefónico y tener cubiertos los gastos de defensa legal así como el anticipo de la fianza judicial.